Creación de enlaces: El equilibrio es la clave

La creación de enlaces es sin duda la técnica SEO que más paciencia y trabajo demanda. Requiere horas de investigación y la redacción de decenas (o cientos, según el sector y los recursos disponibles) de mensajes que en su mayoría no van a ser siquiera respondidos. Sin embargo, es uno de los pilares de un buen posicionamiento orgánico en buscadores. Por eso conviene tener en cuenta unas sencillas pautas que nos facilitarán la tarea:

La regla de oro: no haga spam

Aquí entendemos spam en sentido amplio: no enviar mensajes indiscriminados a webs que no tengan nada que ver con el tema de la nuestra, no inundar los blogs ajenos con comentarios que no enriquezcan el debate o no amplíen la información, no publicar en foros mensajes meramente publicitarios… La reputación de un sitio web y por extensión de la empresa que lo gestiona es algo sumamente delicado y puede hundirse si no somos cuidadosos y respetuosos con los demás.

Dé de alta el sitio web en directorios temáticos

Investigue si hay directorios de enlaces relacionados con la actividad de su empresa , busque en él su sitio web y envíe una solicitud para incluirlo si es que no está. Los directorios genéricos (Open Directory , Google Directory , etc.) son también útiles, siempre y cuando nos aseguremos de que nuestro sitio está incluido en la categoría adecuada. Si su empresa publica un blog, añádalo también a los directorios oportunos (Google Blog Directory , Technorati , etc.). Figurar en directorios con buena reputación no sólo nos traerá visitas sino que mejorará nuestro SEO.

Participe en debates y conversaciones

Identifique qué blogs están relacionados con el tema de su sitio web (puede utilizar los directorios nombrados en el punto anterior), busque los más influyentes y participe en los comentarios a las entradas. Envíe directamente al administrador del blog un mensaje para presentarse y póngase a su disposición para ampliar información sobre la actividad de su empresa y su sector en general. Personalice este mensaje lo más posible y demuestre que ha visitado el blog y conoce su línea editorial; no hay nada que moleste más a un administrador de una web que recibir un mensaje tipo con contenido comercial.

Si el contenido de su sitio web es muy interesante para un blogger , éste seguramente añadirá un enlace a su web o incluso puede que le dedique un artículo. No se lo pida; deje que la relación fluya de forma natural. En sus comentarios a los artículos, ofrezca siempre información u opiniones útiles y pertinentes, y no olvide añadir el enlace a su web en el campo habilitado para ello y utilizar un nombre de usuario que aporte credibilidad al comentario. Puede que estos enlaces a su web no le aporten demasiada relevancia desde el punto de vista SEO (muchas veces los buscadores no los tienen en cuenta), pero si sus aportaciones son interesantes harán crecer su reputación online. Tenga siempre en cuenta el punto número 1 de esta lista.

Participe en foros y otras comunidades

Los foros son una herramienta muy útil para compartir ideas, opiniones, conocimientos y, en muchas ocasiones, para solucionar problemas. Éstos son los foros que a usted le interesan: ponga sus conocimientos sobre su sector a disposición de los demás respondiendo a sus dudas e intentando solucionar sus problemas. Sobre todo si los mensajes tienen que ver con productos que usted vende, seguro que su participación será valiosa. No tenga miedo de responder con humildad a mensajes críticos. Haga siempre aportaciones positivas y dé la cara cuando un producto suyo tenga un problema, ayudando a resolverlo e implicándose en su solución; la comunidad internauta sabe ser agradecida y valora este tipo de intervenciones. Tenga siempre en cuenta el punto número 1 de esta lista.

Cree una red de ‘webs amigas’

Identifique sitios web de contenido complementario al suyo y propóngales un intercambio de enlaces , ya sea en una página dedicada a estos enlaces o en alguna página en concreto de contenido relacionado. Si tiene algo de tiempo disponible, vaya más allá y propóngales un intercambio de contenidos: usted escribe un artículo para que se publique en la otra web, y viceversa. Ha de ser contenido original, escrito para esa web en concreto y dirigido a su audiencia, pero relacionado también con el tema de su propio sitio. Naturalmente, firme el artículo e incluya un enlace a su sitio web, preferiblemente a una página concreta lo más relacionada posible con el tema de su artículo y su ‘web amiga’.

Pero piense que, en lo que se refiere a SEO, un enlace vale más para los buscadores si no es recíproco ; es decir, es mejor conseguir que le enlacen por mérito propio de su sitio web y no por ‘devolver el favor’. Una buena forma de hacer enlaces de una sola dirección (hacia su web) es escribir artículos para revistas especializadas. También puede enviarles sus notas de prensa, siempre indicando al final una dirección de su web donde puedan encontrar más información.

Tenga en cuenta a sus colaboradores

Si es usted fabricante y tiene una red de distribuidores, diríjase a ellos para estudiar la posibilidad de añadir un enlace desde sus correspondientes sitios web al suyo propio. Si suele contratar personal externo (freelances , autónomos, otras empresas) de forma regular para determinadas tareas, sugiérales que enlacen a su web como cliente de referencia y ofrézcales su colaboración si quieren escribir una historia de usuario sobre usted.

Saque partido de las redes sociales

La participación de la empresa (no de cada empleado) en redes sociales y sobre todo en cuáles ha de ser una decisión de marketing y no individual. Si se toma la decisión de participar como empresa, es importante añadir en el perfil el enlace al sitio web de la empresa. Haga crecer su reputación online participando como experto de su sector en estas redes.

Solicite la colaboración de sus empleados

Si la participación en redes sociales es individual, de los empleados y no de la empresa, pregunte si en sus perfiles profesionales no les importa añadir el enlace al sitio web. Los perfiles de redes dirigidas a ocio y a contenido más personal conviene mantenerlos al margen a no ser que el tema sea muy relevante (por ejemplo, que el hobby de un empleado coincida con su labor en la empresa o con los productos que ésta vende). Damos por hecho que confía en sus empleados y por tanto en el tipo de contenido que va a rodear a dicho enlace. Y recuerde que este tipo de colaboración es un favor hacia la empresa y no está en la job description de sus empleados: no les obligue.

Utilice las redes de intercambios de enlaces

Delicious es un buen ejemplo y está muy extendida, pero es posible que encuentre redes centradas en su sector, en su idioma o en su zona geográfica. Cree un usuario y añada su sitio web con las etiquetas y descripción adecuadas. Dedique un rato a pensar sus palabras clave y utilícelas como etiquetas. Añada las páginas relevantes de su sitio web, cada una con sus etiquetas, título y descripción correspondientes. Cuente con sus empleados y colaboradores; invite a sus visitantes a marcar su página. Añada sólo páginas con contenido de calidad que de verdad vayan a ayudar a quien busca información sobre esas palabras clave. Tenga siempre en cuenta el punto número 1 de esta lista.

Siga buscando

Una vez realizado lo anterior, ahora sí, busque otras webs de tema relacionado con la suya y prepárese para enviar mensajes ‘en frío’ a administradores que no le conocen de nada y que seguramente no le van a responder. ¿Cómo puede maximizar sus posibilidades de éxito? Respeto y corrección son las claves. Y constancia.

Y, como siempre, tenga en cuenta el punto número 1 de esta lista.

Deja un comentario